Una mirada a ISO 50001

ISO 50001:2011 Sistemas de gestión energética – requisitos con orientación para su uso, es un estándar internacional voluntario desarrollado por la ISO (International Organization for Standardization) y traducido y adoptado en Colombia por el Instituto Colombiano de Normas Técnicas (ICONTEC). ISO 50001 proporciona a las organizaciones de los requisitos para los sistemas de gestión de energía (SGE), la norma proporciona las ventajas para las organizaciones grandes y pequeñas, tanto en sectores público y privado, en la industria manufacturera y los servicios, en todas las regiones del mundo donde ISO es reconocida como válida (cerca de 168 países en 2011).

ISO 50001 establece un marco referencial para la implementación de Sistemas de Gestión Energética (SGE) para las plantas industriales, comerciales, institucionales, las instalaciones gubernamentales, y organizaciones en general para gestionar la energía. Por sus características, el estándar tiene una orientación global que permite su aplicación a todos los sectores económicos en cada país. ISO afirma que la aplicación de ISO 50001 podría influir hasta un 60% del consumo de energía del mundo (estimativo tomado del ‘World Energy Demand and Economic Outlook’, publicado por la US Energy Information Administration).

¿Por qué es importante aplicar ISO 50001?

En la vida de hoy, la energía es fundamental para las operaciones de las organizaciones y puede ser un componente de costo importante para las organizaciones, cualesquiera que sean sus actividades. Esta idea base considera el uso de la energía a través de la cadena de suministro de un negocio, desde la entrada de materias primas hasta el reciclaje de los remanentes de producción.

Además de los costos económicos de la energía a una organización, la energía es un factor determinante en la estimación de los costos ambientales y sociales de agotamiento de los recursos y contribuir a problemas como el cambio climático que afectan a la humanidad y por tanto a los objetivos de la responsabilidad social empresarial (RSE).

El desarrollo y aplicación comercial de tecnologías en nuevas fuentes de energía y/o fuentes de energía renovables puede tomar tiempo, con lo cual la aplicación de ISO 50001 es la oportunidad para que las organizaciones que no pueden controlar los precios de la energía, las políticas gubernamentales o la economía global mejoren la forma de gestionar la energía al interior de sus procesos y en aquellos puntos donde puedan tener ingerencia (proveedores, comunidades, etc).

Mejorar el rendimiento energético puede proporcionar beneficios rápidos para una organización al maximizar la eficiencia y/o la eficacia del uso de sus fuentes de energía lo que reduce tanto el costo y consumo de energía. La organización que aplica ISO 50001, al mismo tiempo, hace contribuciones positivas para reducir el agotamiento de los recursos energéticos
y mitigar los efectos del uso de energía en todo el mundo, tales como el calentamiento global.

ISO 50001 se basa en el modelo de sistema de gestión que ya se entiende y es aplicado por las organizaciones de todo el mundo conviertiéndose en un factor de diferenciación que apoyará los esfuerzos de largo plazo de quienes trabajan en alternativas tecnológicas para mejorar el uso de la energía.

¿Cuál es el potencial de ISO 50001?

Según la ISO, la aplicación de este estándar proporcionará a las organizaciones (públicas o provadas) las estrategias para aumentar la eficiencia energética, reducir costos y mejorar la eficiencia energética o el redimiento de sus fuentes de energía. La norma dentro de sus objetivos tiene el  proporcionar a las organizaciones un marco de referencia aplicable a nivel global para la integración de la eficiencia energética en sus prácticas de gestión. Así las organizaciones con presencia global y regional podrán afianzar la aplicación de un mismo plan en todas las regiones o lugares en donde tenga operaciones.
Según ISO el estándar 50001 tiene la intención de lograr:

  • Ayudar a las organizaciones en hacer un mejor uso de sus fuentes de energía y de los equipos o sistemas que demandan energía.
    • Crear transparencia y facilitar la comunicación sobre la gestión de los recursos energéticos.
    • Promover las prácticas óptimas de gestión de energía y reforzar la buena energía las conductas de gestión.
    • Ayudar a las instalaciones para evaluar y dar prioridad a la aplicación de nuevas tecnologías de eficiencia energética.
    • Proporcionar un marco para promover la eficiencia energética en toda la cadena de suministro.
    • Facilitar la mejora de gestión de energía de gas de efecto invernadero proyectos de reducción de emisiones al medio ambiente.
    • Permitir la integración con otros sistemas de gestión organizacional, como medio ambiente y la salud y la seguridad.

¿Quién se beneficia con ISO 50001?

Al igual que en todas las normas de sistemas de gestión ISO, ISO 50001 ha sido diseñada para la implementación en cualquier organización, sea cual sea su tamaño o actividad, ya sea pública o privada e independiente de su ubicación geográfica.

ISO 50001 no fija objetivos o metas para mejorar la eficiencia energética. Los límites los definen las mismas organizaciones, las partes interesadas o las autoridades reguladoras. Esto significa que cualquier organización, independientemente de su dominio actual de la gestión de la energía, puede implementar el estándar ISO 50001 estableciendo una línea de base (situación actual) y luego mejorar a su propio ritmo de acuerdo con las condiciones y las capacidades particulares.

¿La ISO 50001 busca una certificación o no?

Al igual que todas las normas de sistemas de gestión ISO, ISO 50001 es voluntaria y puede ser implementada únicamente por los beneficios internos y externos que proporciona a las organizaciones, las partes interesadas y los clientes. La certificación por una organización auditora independiente que de cuenta de la conformidad del sistema de gestión de energía de una organización con la norma ISO 50001 no es un requisito de la norma misma.

La decisión de una obtener una certificación en ISO 50001 es de cada organización o usuario de la misma, a menos que sea impuesta por regulaciones de obligatorio cumplimiento (normalmente estatales). También existe la posibilidad de auditorias de terceras partes independientes que tienen por finalidad evidenciar el cumplimiento de la aplicación del estándar hacia los clientes e incluso la auto declaración de conformidad del SGE respecto a la norma.

¿Como se estructura la ISO 50001?

Como toda la familia de normas ISO de calidad, seguridad y medio ambiente la ISO 50001 es un modelo de gestión basado en el ciclo Demming o PHVA (planear, hacer, verificar y actuar) con fines de lograr el mejoramiento continuo en la gestion energética de una organización.

En este sentido la implantación de los SGE al interior de las organizaciones que ya han implementado otros sistemas de gestión como ISO 9001, ISO 14000, ISO 22000 o ISO 27000 podrán facilmente incorporar los requerimientos de esta norma a través de acciones como:

  • Desarrollar y comunicar una política de uso eficiente de la energía.
    • Desarrollar y fijar metas u objetivos para verificar el cumplimiento de la política de uso eficiente de la energía.
    • Utilizar métricas de proceso o de resultados para lograr una comprensión amplia acera del uso y redimientos del uso de las fuentes de energía de la organización.
    • Verificar y hacer seguimiento de la efectividad de la política de uso eficiente de la energía.
    • Lograr un mejoramiento continuo en la administración de la energía.

No obstante lo anterior, ISO 50001 puede ser implementada de forma individual en los casos en donde la organización no cuenta con sistemas de gestión basados en ISO pero el uso eficiente de la energía contribuirá a el logro de sus objetivos misionales, estratégicos o prospectivos.

¿Cuál es el modelo de ISO 50001?

Este enfoque del modelo ISO 50001 se puede describir brevemente como sigue:

  1. Planear: llevar a cabo la revisión de las fuentes y usos de la energía, establecer la línea base, los Indicadores de Desempeño Energético (IDE), los objetivos, metas y planes de acción necesarios para conseguir resultados de acuerdo con las oportunidades para mejorar la eficiencia energética el rendimiento y la política de la organización de la energía.
  2. Hacer: implementar los planes de gestión de energía de acción.
  3. Revisar: monitorear y medir los procesos y las características fundamentales de las operaciones que determinan la eficiencia energética respecto a la política energética y sus objetivos y, reportar los resultados.
  4. Actuar: tomar acciones para mejorar continuamente la eficiencia energética y los IDE.

Este enfoque se muestra en la Figura 1 (basado en ISO 50001):

ISO50001_schema

 

Fuente: Esolutions

 

Volver arriba