“Liderazgo en RSE es imprescindible para paliar las consecuencias negativas de la falta de regulación”

El organismo internacional ha puesto el foco en empresas del sector extractivo, textil, agrícola y financiero, dado el mayor impacto que generan.

Hace cinco años Chile oficializó su ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), aunque desde 2008 opera en el país el Punto Nacional de Contacto (PNC) entre este y el organismo internacional. Gastón Fernández, PNC OCDE de Chile, cuenta que el departamento trabaja con las empresas desde dos flancos: la difusión de líneas directrices para multinacionales, y como intermediario entre requirentes -Pymes, la sociedad civil, sindicatos y ONGs- y empresas para resolver temas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), con miras a mejorar sus relaciones y políticas internas bajo los principios ejes.

Las líneas directrices consisten en recomendaciones voluntarias de buenas prácticas y conductas empresariales responsables en materia económica, medioambiental y social que los gobiernos de los países que dan origen a gran parte de la inversión extranjera directa y son sedes de muchas de las empresas multinacionales de mayor envergadura, hacen en base a sus valores compartidos. Estas tienen que ver con temas de transparencia, derechos humanos, derechos de los trabajadores, medio ambiente, combate a la corrupción, consumidores, ciencia y tecnología, competencia y tributación; y sirven para orientar a las compañías a enfrentar de mejor manera sus desafíos futuros.

“El liderazgo en materia de RSE y sostenibilidad es imprescindible para modelar el tipo de sociedad que un mundo globalizado requiere y para paliar las consecuencias negativas de la falta de regulación en políticas públicas. Esto permite establecer un marco de confianza recíproca entre empresa, estado y sociedad”, apunta, señalando que si bien la prioridad ha estado puesta en las industrias de la “Agenda Proactiva” (sector extractivo, textil, agrícola, y financiero) dado que su actuar generalmente está acompañado de grandes inversiones y cambios sustantivos en el entorno en que se emplazan, desde el PNC trabajan con empresas de todo tipo y tamaño.

Sin embargo, a pesar de que muchas empresas tanto multinacionales como nacionales en el país gozan de una sólida reputación en materia de RSE y sustentabilidad, Fernández cuenta que aún existen otras tantas que desconocen estos instrumentos, lo que ha implicado potenciar el trabajo del departamento en materia de difusión hacia los distintos niveles.

De cara al futuro

Fernández señala que bajo el contexto actual de una economía y sociedad cada vez más globalizadas e interdependientes, las empresas deben potenciar la aplicación de políticas que estén al alero de los acuerdos internacionales en estas materias en sus tomas de decisión, considerando a los distintos grupos de interés: clientes, proveedores, accionistas, trabajadores, y comunidades locales, entre otros.

En ese sentido, comenta que los temas que hoy han cobrado especial relevancia dentro del sector empresarial a nivel global, son los que tienen que ver con diversidad, inclusión, sustentabilidad y confianza, cambiando la visión que las empresas tienen respecto de estas materias y la forma en que las enfrentan e incorporan. “Ya no sólo son un área dentro de las estructura del negocio corporativo, sino que han pasado a tener tal relevancia que hoy son parte integral del mismo, buscando generar valor para los accionistas y la comunidad en general”, apunta.

Fuente: Sustentare

Volver arriba