“La Sostenibilidad ocupa un lugar prioritario en la Subsecretaría de Economía”

En marzo de 2014, la abogada Katia Trusich asumió el liderazgo de la Subsecretaría de Economía y con ella la presidencia del Consejo de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible. Su mandato es claro: conseguir un crecimiento económico más integrado, equitativo y sostenible incorporando a la Responsabilidad Social como una herramienta para alcanzarlo. Un año después de su nombramiento, ya existe un plan de acción sobre la mesa con el horizonte puesto en 2018.

¿Cuáles son las prioridades actuales del Consejo de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible?

Actualmente, el Consejo está trabajando con un objetivo muy claro: incorporar la Responsabilidad Social como una herramienta de un crecimiento económico más integrado, justo y sostenible.

Para eso, desarrollamos un Plan de Acción deResponsabilidad Social 2015-2018, con 17 metas muy concretas que tienen plazos, responsables y presupuestos establecidos. Este es el primer plan de trabajo en Responsabilidad Social que existe en Chile y estamos muy contentos y entusiasmados, porque pensamos que será un aporte del Ministerio de Economía y del Consejo, que integran representantes del mundo público y privado, al desarrollo del país.

Este plan de acción fue recientemente aprobado por el Consejo y se concretó gracias a la labor de los consejeros,  que durante el 2014 trabajaron en cuatro mesas: MedioAmbiente, Economía, Social y Reportes y Gobiernos Corporativos. De estas mesas surgieron las temáticas y medidas que actualmente están sistematizadas en un plan que, entre otras cosas, considera una política pública de Responsabilidad Social a largo plazo.

¿Qué lugar ocupa la Sostenibilidad en el Ministerio de Economía?

La Sostenibilidad ocupa un lugar prioritario en la Subsecretaría de Economía, porque es clave para los objetivos del Consejo de Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible. Creemos que las prácticas empresariales responsables agregan valor a los negocios de las empresas, ya que sus decisiones impactan directamente en los consumidores. Esa es la visión que hemos trabajado y la que estamos plasmando a través del Plan de Acción 2015-2018.

Como administración, ¿de qué manera están impulsando y se están aplicando la RSE?

Lo primero es que en este Gobierno, incorporamos a las empresas del Estado (SEP) al Consejo de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible. Creemos que es muy importante ‘empezar por casa’ y por eso hay varias iniciativas del Plan de Acción 2015-2018 que se están impulsando desde el sector público. Estamos trabajando en coordinación con otros servicios para avanzar en la misma línea de manera que haya sinergia. Con ChileCompra, el Ministerio de Desarrollo Social, la Superintendencia de Valores y Seguros, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Consejo de Producción Limpia, entre otros. Con esta última entidad estamos desarrollando los acuerdos voluntarios de preinversión, un nuevo instrumento que será muy útil en el modelo de la relación de las empresas con las comunidades.

¿En qué medida está la Sostenibilidad integrada en las empresas chilenas?

Si bien queda mucho por hacer, considero que hemos avanzado y que este tema está cada día más presente en el debate público y en los programas de los dirigentes de los principales gremios del país. Por lo tanto, es un trabajo en progreso. El vínculo de las empresas con las comunidades y los consumidores es muy importante para construir una sociedad más inclusiva y una oportunidad para que las empresas también contribuyan a combatir la desigualdad, aportando sin tener que sacrificar su posición competitiva. Los negocios pueden crear una ventaja competitiva, a través  de acciones que abordan retos sociales o ambientales demanera sustancial.

¿Qué obstáculos impiden que se implante?

Hay varios, existe mucho prejuicio sobre la Responsabilidad Social y la Sostenibilidad. Necesitamos hacer más conciencia de la importancia de los temas de Sostenibilidad y Responsabilidad Social. También falta difusión y capacitación, tanto en el sector público como en el privado sobre estos temas. Estamos trabajando en esta línea, en forma conjunta con el sector privado porque en Chile podemos hacer mucho más.

¿Existe una demanda por parte de consumidores y de la ciudadanía?

Totalmente. Los consumidores de hoy no son los de antes, ahora quieren empresas responsables, valoran la Sustentabilidad, la licencia social, el cuidado del medio ambiente y de los trabajadores. La creación de Responsabilidad Social comienza con comprender que para que una empresa prospere en el largo plazo, las comunidades también deben prosperar. Y no lo digo yo, hay estudios que demuestran que los consumidores y las comunidades basan cada vez más sus decisiones de compra fijándose en el comportamiento de la empresa.

En los otros países es muy claro, en Chile está siendo cada vez más fuerte, basta fijarse en el aumento de las demandas en Sernac y en cómo puede estallar una crisis reputacional por las redes sociales.

¿Cuáles son los principales desafíos de la RSE en Chile?

Los más inmediatos son la implementación del Plan de Acción 2015-2018 y trabajar en conjunto con el sector privado una política de desarrollo sostenible a largo plazo. De esta forma, afrontando las materias y planeando una metodología conjunta, como la de este plan, contribuiremos a mejorar nuestros estándares de Responsabilidad Social.

Fuente: Corresponsables Chile

Revisa nuestros servicios ambientales

Volver arriba