Hotel Plaza San Francisco, el primero en Chile con ISO 50001 de eficiencia energética

El Hotel Plaza San Francisco es la primera empresa hotelera chilena en recibir esta certificación internacional ISO, que acredita un sistema optimizado para el uso de la energía. Para ello ha contado con el apoyo de la empresa Creara, quienes le acompañaron en todo el proceso de implementación.

El certificado ha sido otorgado por la entidad de certificación TÜV Rheinland, la cual tiene origen alemán. Como parte de los trabajos de implementación, se realizó un inventario detallado de todos los equipos presentes en el hotel, desde la iluminación y equipos pequeños, hasta calderas, ascensores, equipos de cocina, etc. clasificándolos en función de su consumo energético.
A partir de este análisis se detectó que los puntos de mayor consumo eran la iluminación, los equipos de cocinas, bar y cafetería, las manejadoras de aire y los equipos de aire acondicionado.
A partir del balance energético realizado y del seguimiento mensual de los consumos, se elaboraron indicadores de desempeño energético, relacionando el consumo energético con variables externas como por ejemplo el porcentaje de ocupación de las habitaciones y de los salones, o la temperatura externa. Entre las medidas relacionadas con las oportunidades de ahorro se recomendó cambiar los ascensores y las manejadoras de aire, lo que supondría un ahorro estimando de hasta un 5% del consumo eléctrico del hotel, así como instalar medidores en diferentes puntos del edificio para realizar un seguimiento más preciso de los consumos y un desarrollo de indicadores más rigurosos.
‘La certificación de la norma ISO 50001 proporcionará a nuestro hotel una nueva visión del uso de los recursos energéticos, de manera eficiente y ordenada, así como estrategias de gestión para aumentar la eficiencia energética, reducir costos y mejorar las prácticas laborales enfocadas al uso efectivo de la energía’, señaló Felipe Gajardo, gerente general de Hotel Plaza San Francisco.
La obtención de la certificación ISO 50001 cumple uno de los objetivos de gestión energética expuestos en la estrategia del área de la sustentabilidad de este hotel, que ya ha llevado a cabo las siguientes medidas en pro del ahorro de energía:
– Optimización y recambio de equipos de aire acondicionado, logrando ahorros del 15% de energía.
– Incremento del 12% de la capacidad de frío instalada; evitando el aumento de gasto energético.
– Instalación de bombas de calor e intercambiadores de calor para precalentar agua sanitaria y detener por periodos las calderas.
– Control central, reduciendo horas hombres de operación y disminuyendo además costos de energía, a través de la automatización.
ISO 50001 en el sector hotelero
La Certificación de Sistema de Gestión de la Energía es una eficaz herramienta para mejorar el desempeño energético a través de estrategias de mejora continua encaminadas hacia el ahorro de energía, la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero y el aprovechamiento de energías renovables o excedentarias.
La Norma ISO 50001 facilita a todo tipo de empresas una oportunidad de diferenciación en el mercado, ya que fomenta el desarrollo de políticas de participación y concientización a nivel interno (trabajadores) y externo (clientes), además rebaja la demanda y dependencia energética, ayuda a disminuir los costes relacionados con el consumo de energía en todas sus formas.
La factura energética de un hotel es un capítulo relevante dentro sus costes de explotación, entre otros motivos, porque las instalaciones hoteleras disponen de grandes espacios climatizados y de uso común que deben estar activos prácticamente las 24 horas del día.
Sin embargo, no son tantos los hoteles que han optimizado y certificado sus sistemas de gestión de la energía.
Según Darío Pérez, director de Desarrollo de Negocio de Creara, ‘la inversión inicial es el principal freno que argumentan los hoteles para certificarse. Comparado con otros sectores, el hotelero va algo rezagado en la adopción de medidas efectivas de ahorro y eficiencia energética. En nuestra experiencia hemos podido constatar que la implementación de un sistema de gestión de la energía de acuerdo a la norma ISO 50001 supone una inversión de rápida amortización gracias a las diferentes reducciones de consumo derivadas de la gestión energética. Hay que entenderlo más bien como una necesidad de hacer más competitivas a las empresas y de diferenciarse en el mercado complementando sus estrategias de gestión ambiental y de responsabilidad social’.
Fuente: Expreso.info
Revisa nuestros servicios en Gestión de Energía
Volver arriba