Las renovables siguen al alza pese al bajo precio del petróleo y el gas

Asia lidera la instalación de fuentes limpias en el mundo, que creció en 2015 un 8,3%.

Los bajos precios del petróleo y el gas no están frenando la expansión de las renovables. Es la conclusión que resaltó ayer la Agencia Internacional de la Energía Renovable (Irena) al presentar las estadísticas anuales de la capacidad de generación eléctrica con fuentes limpias en el planeta. En 2015, creció un 8,3%. La otra conclusión del informe es el liderazgo de los países emergentes: más de la mitad de la nueva instalación de renovables en el mundo se hizo en Asia.

“Incluso en una época de bajos precios del petróleo y gas”, ha resaltado este jueves Adnan Z. Amin, director general de Irena, la expansión de las renovables “continúa”. Amin, a través de un comunicado, ha destacado también los 286.000 millones de dólares (251.300 millones de euros) que se invirtieron el pasado año en este tipo de tecnologías limpias. Se trata de la mayor inversión jamás registrada, el anterior récord databa de 2011, cuando se invirtieron 279.000 millones de dólares en el sector de las renovables.

Ese crecimiento de la inversión se produce a pesar de que el coste de la instalación de la eólica y la solar sigue bajando. Un informe del banco estadounidense Lazard de finales del pasado año apuntaba a que el esfuerzo económico necesario para las grandes instalaciones de energía eólica ha caído un 61% desde 2009. En el caso de la solar el descenso es más pronunciado: un 81%.

Además, el año pasado la inversión en renovables en los países en desarrollo fue mayor que la registrada en las mayores economías, motivado en parte por el impulso que se está dando en Chinae India. “Las energías renovables no son solo una solución para los países industrializados”, destaca el director de Irena.

El 58% de la nueva instalación de renovables en el mundo en 2015 se produjo en Asia, donde creció la capacidad un 12,4% respecto al año anterior. En América central el incremento fue del 14,5%. En Europa y Norteamérica creció un 5,2% y un 6,3%, respectivamente.

En total, en 2015 se instalaron 152 gigavatios, de los que 63 corresponden a la eólica y 47 a la solar. En el caso de la hidroeléctrica —que sigue siendo de lejos la tecnología renovable más usada en el mundo—, se instalaron 35 nuevos gigavatios de potencia.

El sector en España

Según los datos recabados por Irena —que parte de estadísticas, cuestionarios enviados a los Gobiernos y de informes de asociaciones del sector—, en España las renovables crecieron el pasado año un 2%. Pese a ese incremento, el ritmo de crecimiento en España de las fuentes limpias es menor que el de su contexto, ya que en Europa ese aumento fue del 5,2% en 2015.

Fuente: El País

Volver arriba