La Camchal publica el estudio “Escenario Energético del Sector Agroalimentario”

La Cámara Chileno Alemana de Comercio e Industria (Camchal) dío a conocer, a través de su programa Smart Energy Concepts y en cooperación con la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), un estudio sobre las caracteristicas energéticas del sector Agroalimentario y las oportunidades de implementar eficiencia energética.

Sintesis del Estudio, proporcionado por Camchal:

El documento fue resultado de la sistematización de la información emitida a través de estudios energéticos (diagnósticos, auditorías, estudios de factibilidad) de 135 empresas del sector agroalimentario y que en su tiempo fueron cofinanciados con fondos públicos por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, entre 2010 y 2015.

Para la sistematización se identificaron 8 subsectores de relevancia en vista de su aporte a las exportaciones nacionales y del número de informes energéticos existentes para cada subsector. Los subsectores que fueron analizados en el marco del presente diagnóstico energético son: agricultura (frutícola), ganadería (ganadería intensiva), acuícola, elaboración de fruta, elaboración de carnes, elaboración de conservas y congelados de pescado y moluscos, elaboración de lácteos y vitivinícola.

Cabe destacar que en general los subsectores mencionados cuentan con un potencial de ahorro energético de un 16% considerando el total de las medidas de EE detectadas, incluyendo las de Cogeneración. En algunos casos el potencial de ahorro energético aumenta hasta un 50% del consumo total de la energía en las empresas. No obstante existe una visión más conservadora la cual presenta el potencial de ahorro energético para el sector igual a un 5% considerando sólo la implementación de medidas de EE de manera aislada, sin la integración de los proyectos de Cogeneración.

Los combustibles fósiles son la principal fuente de energía del sector con un 68%, siendo el subsector de conserva y congelados de pescado y moluscos el más intensivo en el uso de combustible es (69%). Por otro lado, el otro tercio de la demanda energética del sector (32%) se basa en la energía eléctrica, siendo el subsector agricultura (frutícola) el sector con el porcentaje más alto en el uso de energía eléctrica (78%). Este análisis cobra relevancia para entender dónde enfocar los esfuerzos de EE, especialmente considerando que las emisiones por consumo de combustible resultan 1,4 veces mayor que las emisiones por consumo eléctrico, razón por la cual el impacto en términos de emisiones de una medida de EE en el ámbito térmico es mucho mayor.

image004

Reflejando el resultado anterior, las medidas de EE relativas al consumo de combustible presentaron el 64% del potencial de ahorro energético total, centrándose en los procesos de generación y distribución de calor, siendo esta última una de las principales áreas detectadas de consumo energético aparte de los sistemas de impulsión y los sistemas de frío. Como equipos de alto consumo energético transversales a los diferentes subsectores fueron identificadas las calderas, los hornos y secadores (dentro de los procesos térmicos de calor), compresores, condensadores y evaporadores (dentro de los procesos térmicos de generación de frío) y bombas de impulsión, cintas transportadoras y hornos eléctricos (dentro de los procesos eléctricos).

Descargar estudio (pdf)

Volver arriba