Invertir en sustentabilidad puede aumentar en hasta 47% valor bursátil de una compañía

Esto de acuerdo al académico de Yale Todd Cort, quien afirma que a “los inversionistas realmente si les importan estos temas”.

Ya no se trata de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), sino que de su evolución; el rendimiento de las empresas en términos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo o ESG por sus siglas en inglés (environmental, social and governance). Este es el concepto que va ganando terreno a nivel global y que fue el centro del último seminario de ESG Compass, el cual estuvo liderado por Todd Cort, doctor y académico del Centro de Estudios de Negocios y Sostenibilidad de la Universidad de Yale.

Pero ¿qué es el ESG? el nuevo concepto que se emplea en los mercados de capitales, y que es utilizado por los inversionistas como una herramienta para evaluar el comportamiento empresarial, que mide el futuro rendimiento financiero en base a aspectos medioambientales y sociales.

Todd Cort explica que actualmente existe una serie de tendencias mundiales -tales como la explotación salarial o el cambio climático-, que si bien no son exclusivamente responsabilidad de las empresas, si las influencian en la toma de decisiones.

En este contexto, el ESG considera que el desempeño económico, medioambiental y social “son igual de importantes en la viabilidad a largo plazo de un negocio”, explicó Cort.

ESG y los inversionistas

Y es que, malas políticas en estas áreas pueden afectar la viabilidad de un negocio, ya que son cada vez más relevantes para los inversionistas.

Según una encuesta que cita Cort, la cual se realizó a los inversores que adscriben a UNPRI – Principios para la inversión responsable de las Naciones Unidas- muchos de ellos integraron en su toma de decisiones aspectos relacionados a la parte medioambiental.

“Vemos que tenemos entre un 50% a 60%, de todos los activos bajo gestión para estas áreas, o sea ahora están comprometidos con algún factor ESG”, dijo el académico de Yale.

Y esto no sólo se ve en las intenciones de los inversionistas, sino también en el efecto que tienen en su valor en bolsa. Para eso, el académico de Yale cita un informe de la Universidad de Harvard, el cual muestra que una empresa promedio que invierte en ESG puede ver una mejora de un 47% en su valor bursátil.

Esto se manifiesta en el aumento del interés de las compañías por invertir en ESG. Un caso ilustrativo es el de China, país en su momento cuestionado por las prácticas laborales y medio ambientales de algunas empresas, y que actualmente lidera las certificaciones en Sistemas de Gestión, con un crecimiento sostenido durante cinco años en materias de gestión social, ambiental y de responsabilidad corporativa.

De todos modos, el académico señala que aún existe un gran desafío al momento de determinar la correlación entre el desempeño de sostenibilidad y el financiero, porque hay muchos factores distintos que pueden influir en estos resultados.

Rodrigo castro, Managing Director de ECG compass: “En Chile la forma de trabajar estos temas es distinta”

-¿Cómo ve el panorama de sostenibilidad en Chile?

-Chile ya viene trabajando en algunos de estos temas, lo que se ha planteado en el seminario es que la forma de trabajarlos es distinta, el mundo está mirando a un trabajo conjunto y en paralelo a estos temas, muchas de las compañías chilenas están haciendo muy buena gestión, principalmente en una de las materias o algunas de ellas por separado.

-¿Cuáles son los principales desafíos?

-En poder trabajar de manera conjunta en estos tres temas. Hay varios temas que pasan en Chile que no ayudan muchas veces a este trabajo de manera conjunta. O sea, hay muchos rankings que me ha tocado ver, que se focalizan solamente a lo mejor en empleados, otro en temas medioambientales.

-¿Cuántas empresas están tomando este camino?

-Estamos trabajando con algunas empresas chilenas en una doble mirada de la gestión sostenible. Hoy día, un poco la postura tiene relación con altos reportes de información que las compañías generan sobre estas materias. Acá hay un tema importante, Petrobras, CMPC, Volkswagen, son compañías que autoreportaban una gestión sostenible, diciendo que tenían muy buen desempeño en términos de ESG al mercado, y resultó que fueron empresas que explotaron, y estuvieron involucradas en casos de escándalos y fraudes. Entonces, a través de ESG Compass, levantamos información de abajo hacia arriba, es decir, de los stakeholders, para anticipar acciones de riesgo y mejorar la gestión de la compañía en términos de ESG.

Fuente: Diario Financiero

Volver arriba