Eficiencia energética y uso de combustibles limpios es la tendencia en grupos electrógenos

El respaldo en la generación, en caso de cortes de suministro, y la posibilidad de manejar la demanda eléctrica y así ahorrar el pago de horas punta en las tarifas está cambiando el perfil tecnológico de estos equipos.

La eficiencia energética y el uso de combustibles con menores emisiones de CO2 , como Gas Natural Licuado (GNL), biogás, biodiésel y syngas (o gas de síntesis), son parte de las principales tendencias que se utilizan actualmente en las tecnologías de grupos electrógenos en el país, los cuales son fundamentales para el respaldo de la generación en caso de que se produzcan cortes de suministro eléctrico en la red, además de adecuar la demanda en horas punta y así evitar el pago de tarifas en exceso, según señalan a Revista ELECTRICIDAD los especialistas en este tipo de soluciones.

Mónica Brevis, directora del Área de Electricidad y Electrónica de Inacap, sostiene que al momento de usar un grupo electrógeno “se debe tener claro lo que se quiere respaldar, por lo que se deben considerar las características de potencia, porcentaje de rendimiento que cubrirá, rango de exactitud y cargas críticas”, entre otros puntos.

Características técnicas

Andrés González, docente de las carreras Electricidad y Automatización Industrial del Duoc UC de Valparaíso, explica que en el mercado local se pueden “encontrar generadores de varios MVA de potencia en sistemas modulares (contenedores), con sistemas de transferencia sincronizados que aseguran la continuidad en ambientes críticos; con cabina insonorizada de bajos niveles de dBA (decibelios), según el tamaño o la potencia del equipo y de acuerdo con las normas establecidas; con filtros de aire de admisión completos con visor de polvo; silencioso de escape del tipo residencial;¬ radiador de agua con protección de ventilador y correas; acople directo entre motor y generador y operación de generadores a distancia por internet con conexión a redes internas para revisar las 24 horas desde cualquier lugar”.

Mario Betancourt, miembro del comité eléctrico de la Asociación de la Industria Eléctrica-Electrónica (AIE), indica que la tendencia tecnológica de estos equipos se concentra en potencias de 100 kVA, pues “estos generadores pueden alimentar varios equipos a la vez sin problema, pues la corriente que producen es de gran calidad y se genera con total estabilidad”.

“En ocasiones los equipos electrónicos que están conectados a generadores corren el riesgo de sufrir algún daño por el hecho de que los generadores no son de calidad, lo que puede traer como consecuencia, por ejemplo, que los equipos estén expuestos a variaciones violentas de voltaje. No obstante, con los generadores eléctricos de 100 kVA los equipos no sufren ningún perjuicio, pues los generadores trasmiten energía de manera estable”, plantea Betancourt.

Según el especialista de la AIE los grupos generadores “deben cumplir con una norma de emisión que es fiscalizada por el seremi de Salud, condicionando la debida eficiencia del generador, por lo que deja muy poco margen a pérdidas, lo cual implica llevar un mantenimiento programado del equipo para garantizar la inexistencia de corrientes parásitas, fugas de corrientes y minimizar las pérdidas típicas (rose y ventilación, calentamiento, histéresis). Si el grupo electrógeno es eficiente se verá reflejado en el factor de potencia en su instalación”.

Matthew Gilliver, general manager West LAM de Aggreko, afirma que en el escenario actual “se ha puesto a la eficiencia y reducción de costos como factores clave de decisión al momento de evaluar este tipo de soluciones. Para satisfacer esta necesidad junto con utilizar combustibles más eficientes, se hace indispensable contar con más y mejor información de la demanda en tiempo real y de los parámetros de operación, con lo cual se consigue anticipar potenciales riesgos, ajustar la solución a las necesidades reales de la empresa y reducir los costos por mantenimientos correctivos y preventivos, lo que se puede lograr por medio de complementos como el monitoreo remoto”.

Ahorros

Un rol clave de los grupos electrógenos es la opción para manejar la demanda eléctrica y así obtener reducciones de costos. Mónica Brevis señala que “hay industrias que usan sus grupos justamente en las horas punta para disminuir sus consumos, porque hay una potencia contratada que, si se excede en las horas punta, resulta mucho más cara. Lo que se hace es dejar algunas cargas en los horarios puntas para que el grupo electrógeno sirva de respaldo y las electrifique, por lo que cada empresa debe hacer un estudio de su tarifa y ver si le conviene más un grupo electrógeno o cambiar su tarifa eléctrica”.

En esta línea Andrés González asegura que se pueden obtener ahorros de hasta 40% en el pago de las horas punta, por lo que la operación de estos equipos consiste “en configurar el cuadro de control del generador 15 minutos antes del comienzo del horario punta y, una vez que estos terminen, se entrega la carga nuevamente a la red”.

Fuente: Revista Electricidad

Volver arriba