Conoce cómo la minería busca mitigar su huella de carbono

Medidas de eficiencia energética y la incorporación de fuentes de energías renovables no convencionales constituyen los principales pasos dados por compañías mineras para disminuir su traza ambiental.

La medición de la huella de carbono es una herramienta que es utilizada para mitigar la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), y que permite identificar y cuantificar las emisiones por consumo de energía, materias primas, transporte, entre otros factores, para posteriormente gestionar medidas de reducción de dichas emisiones.

¿Por qué es importante incorporar este mecanismo de gestión para las empresas? Para algunos especialistas su valor está relacionado con el cambio de patrones de producción, lo que implica ahorros en consumos energéticos, disminución de residuos, contar con mejor información ambiental para entregar a los grupos de interés y diferenciarse de la competencia.

Así, por ejemplo, en la industria agrícola chilena la huella de carbono puede ser menor que la de su competencia al no desarrollarse en invernaderos o utilizar transporte marítimo versus el terrestre.

En el caso de la industria minera del país, gran parte de sus emisiones está relacionada con el consumo eléctrico –energía que es obtenida principalmente del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING)-, ya que utiliza mayoritariamente carbón como combustible.

Christopher Toledo, economista de Fundación Terram, destaca la importancia de contar con mediciones de la huella de carbono de los sistemas eléctricos, cuyos factores de emisión –que se encuentran en el sitio del Ministerio de Energía- son de un 0,750 para el SING  y de 0,353 para el SIC.

“La diferencia entre el factor del SING y del SIC se da principalmente por la matriz que tienen: con el SING es casi sólo carbón, mientras que el centro sur está más diversificado con hidroelectricidad”, precisa Toledo.

La huella de la minería

De acuerdo con los estudios de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), las emisiones de GEI directas alcanzaron los 5,13 millones de toneladas de CO2eq en el sector de la minería del cobre en 2013, desde la Región de Tarapacá hasta la Región de O’Higgins. Esto representa un aumento de 0,33 millones de ton CO2eq respecto del año anterior, que alcanzó los 4,8 millones de ton CO2eq.

Ricardo Torres, gerente general de Carboambiente, afirma que la huella de carbono “seguirá siendo un requerimiento creciente y hemos visto que en mercados externos esto también se está volviendo una barrera de entrada, como en la Unión Europea, que ha establecido un sistema de rotulación obligatoria para la huella ambiental”.

En minería, la eficiencia energética y la incorporación de fuentes de energías renovables no convencionales a la matriz energética constituyen las principales medidas que están utilizando las compañías para disminuir su huella de carbono.

Mecanismos de mitigación

Tania Correa, jefa de Proyecto de Sustentabilidad de Fundación Chile, explica que la medición de la huella de carbono se realiza siguiendo las normativas internacionales reconocidas. Las principales son el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GHG Protocol) y la ISO 14064:2012 sobre Gases de Efecto Invernadero, que apuntan tanto a la huella corporativa como por producto.

Para la especialista, la huella de carbono de producto, servicio o evento se mide considerando el enfoque de ciclo de vida, la huella de las materias primas, el uso por el consumidor y la disposición final.

Agrega que la huella de carbono corporativa entrega el mapa de las emisiones globales de la compañía y también es de interés cuando la empresa produce varios productos.

“Es relevante mencionar que ambos enfoques no son excluyentes y que la información necesaria para los cálculos es mayoritariamente la misma, ordenada de distinta forma para responder a diferentes stakeholders y medidas de reducción”.

Heinrich Burschel, gerente de Desarrollo de Fotosintesis-fmi, menciona que la elección del mecanismo de mitigación dependerá de la fuente que una empresa encuentre en el mercado. Pero en principio, lo más importante para la compañía es buscar la más exigente, ya que de esta forma ésta obtiene información que le sirve para tomar decisiones de altura de gerencia.

“La empresa puede saber dónde están los usos de energía que puede evitar y reemplazarlos por alternativas. Producto de lo anterior, es importante que todo proceso de medición sea detallado y se puedan encontrar en dichos lugares fugas innecesarias que uno presenta” dice Burschel.

Medidas aplicadas 

Desde Collahuasi explican que junto con la inclusión de energías renovables en la matriz energética, la minera ha implementado un sistema de gestión de la energía (SGE) y GEI, a partir del cual se han generado proyectos de eficiencia energética (EE) identificados en distintas instancias, como la auditoría energética, gestión sobre los indicadores de desempeño energético (IDE) e inclusión de las variables de EE en las compras de insumos y maquinarias, y contrataciones de servicios que sean significativas en el uso y/o consumo de energía.

Minera Los Pelambres, al igual que las demás operaciones del grupo Antofagasta Minerals, está realizando una auditoría de eficiencia energética y elaboración de curvas de costo marginal de abatimiento de gases efecto invernadero, para identificar y priorizar oportunidades de EE, uso de energías renovables y mejores prácticas al interior de la organización.

Martín Colil, superintendente de Medio Ambiente de Minera Los Pelambres, indica que con ese trabajo terminado se desarrollará un plan de implementación de dichas oportunidades que esté alineado con el crecimiento orgánico de la operación y los eventuales proyectos a futuro.

En 2014 BHP Billiton dio inicio a la construcción de la planta de ciclo combinado a gas natural Kelar (Korea Southern Power Co. y Samsung) que proveerá de 517 MW de energía al SING. Se espera que la central inicie su operación en el segundo semestre de 2016. Junto con ello, la minera mantiene un mecanismo interno para estimar los costos de emisiones de carbono que se utiliza para determinar el impacto financiero del precio de las emisiones de CO2 tanto para los proyectos greenfield y brownfield, así como para fusiones y adquisiciones.

Además, BHP Billiton y The Nature Conservancy suscribieron un acuerdo para asegurar la conservación permanente de la Reserva Costera Valdiviana a través de la generación de un sistema de venta de bonos de carbono.

Fuente: Minería chilena

Revisa nuestra oferta en servicios ambientales: medición de huella de carbono, sistemas de gestión de energía

Volver arriba